Jardín escultórico

El jardín escultórico fue creado por Edward James, excéntrico poeta, artista británico y mecenas del movimiento surrealista.

Enclavado en la Huasteca Potosina, Edward James encontró el escenario perfecto para montar la obra de su vida. Entre cascadas y pozas, naturales o creadas, que preparan la mente para la inmersión en un mundo de ensueño, un laberinto surrealista se abre paso. Edificios que evocan el sinsentido, puertas que dan paso a la nada, escaleras que conducen al cielo y flores de concreto que crecen al mismo tiempo que las naturales.

La arquitectura de Las Pozas representa un conjunto artístico y escultórico surrealista inspirado tanto en las orquídeas como en la vegetación de la Huasteca Potosina. Combina elementos representativos del movimiento surrealista en el cual Edward James se encontraba inmerso. Se trata de un Shangri-la, fusión entre lo orgánico y lo artificial, entre la selva y el concreto, que fusiona los dos mundos en uno solo.

El origen de Las Pozas se remonta a 1947, cuando Edward James (quien vivía en una especie de semiexilio en los Estados Unidos), adquirió una plantación de café cerca de Xilitla, San Luis Potosí, registrándola a nombre de Plutarco Gastélum, entrañable amigo que se convertiría en el responsable de dar seguimiento y continuidad a la materialización de sus ideas. Durante los primeros años, Edward James destinó el área de Las Pozas como plantación de una fabulosa colección de orquídeas y como hogar de diferentes especies de animales exóticos (venados, ocelotes, serpientes, flamencos y otras aves). En 1962, después de una helada sin precedentes que destruyó gran parte de la plantación, Edward James dio inicio a la construcción del jardín escultórico que conocemos actualmente. En su edificación colaboraron más de 150 personas, entre carpinteros, albañiles y jardineros. La construcción se detuvo en 1984, año en el que falleció de Edward James. No fue sino hasta 1991 que el jardín abrió sus puertas al público.

El conjunto escultórico de Las Pozas se localiza en un predio ubicado en la localidad denominada La Conchita, municipio de Xilitla, San Luis Potosí. Ocupa una superficie de casi nueve hectáreas de jardín y 37 que corresponden al predio donde se encuentran 27 edificios, estructuras y esculturas.

En 2007 la Fundación Pedro y Elena Hernández, A.C, adquirió Las Pozas con el propósito de preservar las esculturas y proteger el ecosistema.

El espacio fue declarado monumento artístico en 2012 por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por revestir valores estéticos relevantes. El conjunto escultórico guía su manejo bajo la reglamentación de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas. La reglamentación se enfoca en lograr un reconocimiento global y acceder a programas mundiales de protección a monumentos relevantes, lo que ayuda a preservar este patrimonio artístico de la nación.